Amando a mi guitarra

197209_10150115959319107_6980625_n

No nos cansábamos de pasar las tardes sentados en ese kiosco, mis amigos eran los de siempre, los del barrio, teníamos todo en común porque nuestro universo se circunscribía prácticamente a esas cuadras en las que por azar habíamos compartido todo.

La escuela era la misma, la plaza era la misma, los partidos eran sobre la base de los mismos jugadores, el kiosco era El kiosco, no había otras opciones y si las hubiera habido, hubiéramos elegido el del Fabián.

En esa época no hacíamos otra cosa que tomar cerveza y jugar al metegol todo el día. Andábamos de jean, remeras de Los Gardelitos y Viejas Locas, y todos, absolutamente todos, usábamos Topper de lona que parecían desgastadas a propósito para hacer juego con las hilachas del pantalón. El Fabián ponía música y nosotros nos instalábamos como parte del paisaje que tenían que ver los vecinos que iban a misa en la capilla de enfrente los sábados a la tarde.

No hacíamos nada.

Pero quién sabe por qué puta casualidad, un día empezamos a tocar instrumentos y lo hicimos como habíamos hecho todo en la vida, de forma coordinada. Coordinada pero sin querer. Como si hubiéramos armado un equipo para un picado y nos hubiéramos dicho “vos atrás, yo me paro acá al costado y que Nacho vaya al arco”, un día teníamos una banda de rock en la que cada uno tocaba su instrumento.

Apenas después de pestañear, teníamos algunos temas propios, con armónica, dos guitarras, bajo, batería y voz.

 

En ese momento no supe lo que estaba viviendo y lo viví sin consciencia de que quizás sería la última vez que tendría una experiencia así, con mis amigos, con la música en el corazón, feliz de sacar la guitarra de la funda más barata del mundo y colgármela al hombro para afinarla cariñosamente antes de meter y sacar la púa de mi boca para que no resbale luego en mis dedos y poder así ser el protagonista del tema que estaba sonando.

396719_10150519798809107_2067949110_n

Cómo fue que pasamos de ese kiosco a una sala de ensayos, es un blanco que quizás jamás termine de descubrir. Todo se hizo a sí mismo, sin pensarse y sin planearlo, con una intensidad que aun busco en el polvo de mi tiempo.

Cuando estábamos listos en esa sala de ensayo, ya habíamos afinado todo y los platos de la batería estaban imperfectamente ajustados, alguien preguntaba “¿estamos?” y otro afirmaba “estamos”. Era exactamente así. Estábamos. Ahí, en ese momento, los unos con los otros, más juntos que de cualquier otra forma posible, tocando la misma canción.

 

Y sin saberlo y sin siquiera ser conscientes de ello creamos algo que sólo podía existir colectivamente, entre todos. Porque lo que salía era mucho más que acordes, que pueden haber sido malísimos, pero salía una música que era nuestra, que nos expresaba, que nos hacía profundamente felices. Y no podía existir si no era por la conjunción de todos nosotros.

426579_10150519805019107_1314721749_n

Tampoco sé bien cómo fue que un día no estábamos en la sala de ensayo sino en 990 tocando con Los Gardelitos, nos habían invitado a telonearlos.

Y ahí estaba subido al escenario, con la remera de Los Gardelitos puesta, tocando con Los Gardelitos, sin saber que ese momento me iba a acompañar toda la vida reapareciendo cada vez que alguien agarre frente a mí una guitarra eléctrica y cierre los ojos para tocar. Sin saber en aquel entonces que desde ese momento y para siempre, voy a soñar con sacar la guitarra de la funda más barata del mundo, colgármela al hombro para afinarla cariñosamente antes de meter y sacar la púa de mi boca para que no resbale luego en mis dedos y volver a tocar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s